sábado, 3 de junio de 2017

Dime "espérame" y te espero.

Dime "espérame" y te esperaré, no quiero nada más, yo te espero los días, los años que hagan falta, pero dímelo porque lo que no se dice no existe.

Dime "espérame" y lo oiré, vivirá en mí, y eso hará que mi espera sea tranquila y valga la pena.

Dime "espérame" y lo haré con paciencia, con la paciencia de quien realmente ama a alguien pero que sabe que si nunca va a llegar la vida ha de seguir transcurriendo. Sin ti no será lo mismo, pero podré respirar con tu recuerdo.

Dime "espérame" y me quedaré quieta, sin abrir puertas, sentada en una silla comiendo un helado y deseando que ese segundo en que mirando al suelo vea dibujarse tu sombra, llegue.

Dime "espérame" y no me digas nada más, será nuestro compromiso, nuestro anillo de matrimonio, y si lo dices sé que lo harás, llegarás.

Dime "espérame" porque te quiero, y no sólo para un rato sino para cada segundo, para compartir cada despertar por la mañana, para disfrutar de cada sonrisa contigo, para llenar nuestras vidas de una felicidad indescriptible.

Porque somos perfectos el uno para el otro y tú lo sabes y no podemos desperdiciar el que nos hayamos encontrado, no todo el mundo lo consigue, porque si vida sólo hay ésta no puede haber nadie mejor con quien compartirla.

Te esperaré porque aprendí a reír con tu sonrisa, a encariñarme de tus defectos y enloquecerme de tus virtudes; aprendí a sentirte, a respirar tu olor y a reconocer tu piel,; aprendí que el llorar no es cosa de niñas cuando las lágrimas se comparten con la persona que uno ama y aprendí a aceptar a dejarme llevar y saber que uno no puede competir con algo que el corazón siente...


Aprendí algo nuevo cada día que estuve contigo, pero lo más importante fue que aprendí realmente lo que es el amor.

Así que dime "espérame"... y te espero. 

Diana.
"Y se sentó a esperar, mirando al suelo y deseando ver aparecer su sombra... traía un helado... se sentó a su lado en silencio, la miró a los ojos con ternura , le dio el helado y le dijo: "sabía que me esperarías, ya estoy aquí..." 

(No puedo evitarlo, soy una soñadora y una romántica, lo reconozco y lo acepto en mí. Soy así).

No hay comentarios:

Publicar un comentario