jueves, 2 de febrero de 2017

El mes del amor

Febrero... qué frío en algunos sitios del mundo, pero cuánto calor cuando hablamos de esa persona en la que pensamos. De repente se nos dibuja esa sonrisa tonta y notamos esa cosa "rara" llámense mariposas, nervios, vértigo o lo que sea, que te encoge el estómago pero te gusta porque te hace sentir vivo y es esa señal de alarma que te dan tus hormonas advirtiéndote de algo: "estás enamorado... y lo sabes".

Os invito a que, especialmente este mes (extensible a todos los meses del año y de la vida que aún os queda por vivir), habléis, os expreséis, os "mojéis" para decirle a esa persona que os hace sentir cosas eso precisamente, sin más: "me encantas", "me haces sentir bien", "me encanta cuando estás cerca", "me llenas de alegría y de energía", "cada vez que estás cerca y te vas me dejas con esta sonrisa tonta en la cara", "me gustas", "me llenas de ilusión",... y por qué no lánzate al vacío con un "te quiero" pero a la cara y a bocajarro, sin avisar. Dejaos de corazoncitos y besitos con emoticonos por whatsapp, apareced en la puerta de su casa y decídselo a la cara, ya vale de cobardicas diciendo cosas detrás de un móvil o una tablet... ¿dónde quedaron esas miradas cómplices de antaño? ¿dónde quedaron esos roces de manos? ¿dónde quedaron esos abrazos interminables? ¿dónde quedó el olor de esa persona que sólo te recordaba a ella?.

Me pongo en pie y declaro la guerra a los móviles y a la tecnología en general para los temas del amor. Por favor, esas miradas, esos roces, esos momentos con él/ella, ese olor que deja al pasar por tu lado o en tu ropa al abrazarte sólo es posible si estáis juntos. 

Debe ser porque también es "mi mes" pero especialmente me gusta febrero. Estoy de acuerdo con que cualquier día podría ser 14 de febrero, pero eso de que expresamente ese día pase algo especial pues... me gusta, soy así de ñoña y me encanta serlo.

También hay que ser realistas y recordaremos a los que pasaron por nuestro corazón y dejaron allí un "algo". Quedémonos con lo bueno siempre y lo demás deberíamos lanzarlo lo más lejos posible. Un "te quise" también es posible, significa que compartí cosas contigo, que vivimos y aprendimos juntos durante un tiempo, pero ya no más y con cariño te dejo ir y no pasa nada.

Todos tenemos un ex, o dos, o varios. Personas que han formado parte de nuestras vidas y que en más o en menos tiempo y que con más o con menos sentimientos, marcaron un antes y un después en nuestra historia.

"Ex", una palabra indecorosa, antiestética, que casi siempre viene acompañada de dolor de estómago, de recuerdos repletos de nostalgia, confusión, rencor y a veces de odio. ¿Por qué? ¿Por qué nos quedamos con lo malo? ¿No sería mejor al revés? ¿No es triste?.

Personas con las que hemos compartido besos, piel, secretos... personas con las que recorrimos el mundo, personas con las que empezamos una historia de amor y terminó siendo un thriller. Personas con las que diseñamos planes y construimos puentes que creíamos indestructibles. Preciosas historias que se esfumaron en un recuerdo amargo. Los mejores años de nuestra vida, nuestro amor hecho hijos y cientos de "te quieros" que volaron al viento sin dueño y sin rumbo.

Y hoy esas personas ya ni se saludan, ni se recuerdan, no recuerdan qué les enamoró años atrás o incluso dudan de si alguna vez estuvieron enamorados, hoy "no eres nadie para mí" y te critico hasta quedarme sin argumentos...

¿No es ridículo? A ver, si el mundo se mueve por el amor, dejemos las cosas como están, el odio no lleva a ningún sitio, no hace falta odiar a nadie sino entender que aquello ya terminó y no es culpa de nadie, simplemente no encajamos y es mejor seguir otro camino pero sin rencor y deseando lo mejor al otro. "Gracias por acompañarme este tramo de mi vida pero ahora debo seguir mi camino por este otro lado". Algo así a mí me sirve y todos seguimos felices.

Pero claro, para ser un buen "ex", debiste ser primero una buena pareja. Y quiero pensar que muchos no lo fueron, porque si no ¿qué sentido tiene odiar a nuestros exs? Quizás los prejuicios, esta estúpida sociedad que nos ha enseñado a amar de una forma tan tóxica, hace que no esté bien visto tener relación con personas que formaron parte de nuestro pasado. 

¿Por qué aunque ya no estemos juntos no podemos mantener una relación sana y desearnos lo mejor cada vez que nos veamos? Por suerte aún hay ex-parejas que lo hacen. Hay ex-parejas que supieron afrontar con madurez su ruptura y hoy, son amigos. Que hoy son padres compañeros de criaturas maravillosas. O son conocidos que se saludan cordialmente y se desean lo mejor. No celan de sus actuales parejas, porque eso, está más que superado.

Supongo que el problema está cuando no se supera. Porque acaso ¿el odio no es una forma de amor? ¿acaso llamar la atención del otro aún siendo de malas formas, no es una manera de decir “hey! aún te quiero”?. Sí, lo es. Y quizás por eso la gran mayoría de nosotros no es capaz de ver a un ex como lo que fue. Una persona importante en nuestras vidas que por encima de todo, merece el mayor de nuestros respetos. O no. Porque como dije antes “para ser un buen ex, tuviste que ser una buena pareja”. Y entiendo esos casos donde el mal querer hizo mella, donde nunca existió una amistad ni un amor sincero. Entonces en esos casos, se entiende que un ex quede desterrado para siempre.

He cambiado, estoy hecha de experiencias, de caídas, de miles de errores que cometí en el pasado, de llamadas llenas de lágrimas a mis amigas y de n
oches eternas de soledad. Estoy hecha de ti, de ti y de ti también. Hecha de besos de todos los colores, de corazones rotos y de promesas que nunca se llevaron a cabo. Estoy hecha de amor, de decepción y de todas esas personas que pasaron por mi vida. Estoy hecha de varios "te quise", y de todos esos exs que me enseñaron (unos mejor que otros) a ser quien soy hoy en día.  Así que gracias a todos. Gracias por esos momentos, por esos días de sus vidas que eligieron pasar conmigo.

Bien, hoy sin esperar al 14 de febrero, a vosotros que estáis con esas persona a la que amáis, idolatráis y estáis tan felices miradla a los ojos y decidle a la cara lo que sentís, suplicad al cielo que no se convierta en un "ex" y decidle: "quiero estar contigo para llenar de momentos nuestras vidas, porque quiero quererte siempre, contar arrugas y reirnos de ellas, rozar tu mano al pasar por tu lado, oler tu pelo cada mañana, reír contigo hasta no poder más y quererte y amarte hasta el último día de mi vida."

Diana.
"Si es para decirme un "te quiero" hoy me sirve que sea 14 de febrero"




No hay comentarios:

Publicar un comentario