martes, 7 de junio de 2016

Dedicado a ti

Ayer una amiga a la que quiero mucho y desde hace muchos años me dijo: "Ya querría yo ser tan fuerte y positiva como eres tú". Amiga, lo eres, sólo que aún no te has dado cuenta...

Todos tenemos en nuestro interior una fuerza tremenda que tenemos que descubrir y para eso tenemos que, realmente, creer que está ahí. Y me viene a la cabeza una frase que me dijeron también hace muy poco: "hasta que no hagas consciente a tu inconsciente tu subconsciente guiará tu vida y tu le llamarás `destino´" (Carl Jung)

Es fácil...
No des mayor importancia a cosas que, si te paras bien a pensarlas, descubrirías que no la tienen. De verdad, no vale la pena hacerse "mala sangre" por tonterías. Párate a pensar un segundo si es tan tremendo como te parece en un principio lo que te está pasando y te aseguro que de 100 "problemas" que surgen al día te ocupas de 2 porque te das cuenta de que los demás no lo son.

No hay tiempo para "cosas sin alma". Céntrate en lo que de verdad merece la pena. El tiempo se va rápido de nuestras vidas y hay que aprovecharlo con cosas importantes. Y esto se debe extrapolar a las compañías que uno se forja. Rodéate de gente que te haga sentir bien, sana, con energía, positiva,... todo se contagia.

Y si estás sola, NO PASA NADA. Hay cosas peores que estar solo. Es mucho peor estar acompañado y sentir que esa persona no está realmente contigo. Créeme, es así. La soledad puede ser una buena compañera y nos ofrece la oportunidad de reflexionar y de alcanzar un conocimiento profundo de nuestro ser. Aprovecha tu ahora, conócete, sal ahí fuera y disfruta, haz locuras, ríe, llora, siente.

Uno se motiva solo porque la alegría la lleva uno dentro, no necesita a nadie. ¿Quieres algo? Búscalo! No esperes que te encuentre. Sal a la calle y búscalo en cada esquina, en cada balcón y en cada plaza,... lo vas a encontrar. Y vive la alegría y la diversión de buscar ese algo. Mientras no lo encuentres DISFRUTA!! Puede ser muy divertido si lo piensas. Los sueños no son fáciles de conseguir, dejarían de ser sueños en caso contrario. Merece la pena que luches, que des lo mejor de ti día a día, que cuando haya un fracaso te levantes y sigas caminando manteniendo siempre un nivel alto de motivación y de ilusión.

Ríete siempre que puedas de las cosas que te pasan, de las "casualidades" de la vida...


“Estamos aquí para reírnos del destino y vivir tan bien nuestra vida… que la muerte temblará al recibirnos”

Aprender a reírnos de nosotros mismos y tomarnos con humor aquello que nos sucede es imprescindible para ser felices. Observa el poder de una sonrisa sobre los demás y no olvides que una palabra o un gesto amable pueden cambiarlo todo.

La vida hay que exprimirla, que gozarla. Cada instante importa: malo o bueno, siempre es un aprendizaje valioso para el futuro, una motivación para continuar.

Los límites no existen, te los pones tu con tus miedos e inseguridades. El mayor obstáculo para alcanzar nuestros sueños es nuestra mente. 

¿Qué harías si no tuvieras miedo?


Haz locuras! Haz eso que nunca te atreviste a hacer tal vez por vergüenza o por lo que sea... te va a encantar. La gente que no hace locuras deben de tener una vida horriblemente aburrida... Un viaje que no habías programado, besar a la persona que te gusta, bailar en medio de la calle, cantar en la ducha, mojarte con la lluvia,... En definitiva: desátate, siéntete libre!!!


Recuerda la ausencia de miedo al ridículo que tenías cuando eras un niño... no dejes a ese pequeño tú, triste en un rincón, juega con él!! Sácalo de paseo!!!

Y lucha SIEMPRE por tus sueños, cada día cércate un poquito más. Ten uno o mil pero no dejes nunca de soñar y de luchar por lo que realmente quieres cada día de tu vida.

Diana.
"Vamos a ser felices... yo invito"