lunes, 18 de abril de 2016

Nadie más que tú.

Un "más que buen amigo" me mandó esto hace unos días:

***********
Te busqué durante años con ansia y desespero.
Me imaginaba alguien perfecto como tú que me ame, comprenda y acepte.
Dibujaba tu amor profundo en mis células a la espera de tu aparecer.
Sufría daños y anhelos, segura de que algún día aparecerías.
Leía libros donde el bien y el amor triunfaban.
Me aferré a maestros y enseñanzas para que me ayudasen a comprenderte.
Quería ser guerrera de luz para poder reposar luego en tus brazos de entendimiento.
Liberé luchas inesperadas con el tiempo andando decidida hacia ti.
Enfermé esperanzada a que tú me curaras.
Aguardé en silencio para que tu palabra lo rompiera con consuelo.
Lloré bajo las estrellas pidiendo tu llegada.

Y ahora que te encontré, me inclino ante ti.
Ahora, que te tengo delante, me emociona haber estado ciega.
Ahora, escuchando tus cantos, me libera haber estado sorda.
Ahora, sabiendo que has llegado para quedarte, me conecto a ti MI QUERIDA ESENCIA , MI QUERIDO ESPÍRITU, MI QUERIDO YO.
Bienvenida a mí misma en este mundo.

Autora: Zornitsa Atanasova
***********

Y ¿qué quiero decir con esto? Pues evidentemente que no necesitamos a nadie más que a nosotros mismos para vivir. Por supuesto que es bonito compartir, pero en realidad, si lo pensamos bien, la que respiras, comes, duermes, piensas lo que quieres,... que al fin y al cabo todo eso es vivir, eres TÚ. Nadie va a hacer nada de eso por ti.

Así que, deja de buscar cosas fuera de ti, la felicidad la llevas tú, la sonrisa es tuya, la buena energía la radias tú porque tú eres fantástica, porque te mereces a tu lado a alguien tan genial como tú misma.

Acabo de colgar el teléfono a una amiga y mi última frase ha sido: "Has hecho todo lo posible, déjalo ir, las relaciones son de dos, él no se decide y lleváis así muchísimo tiempo,... no lo necesitas, date cuenta, en el amor no debe existir el sufrimiento y si uno de los dos sufre ya no es amor... así que no vale la pena. Ámate a ti misma, eres la única que va a estar contigo realmente TODA tu vida."

Se llama carisma... la gente con carisma atrae a las personas, son gente encantadora, positiva, son ese tipo de personas que te hacen sentir bien y no sabes por qué. No cotillean, sonríen, no les va el morbo de las malas noticias, ni hablan mal de los demás, saben sacar la parte positiva de todo,... se divierten conociendo el mundo, la naturaleza, a otras personas, son gente sociable y risueña. Sé así, sé carismático/a. Nos hace mucha falta en el mundo este tipo de gente.

Piénsalo. Todo es genial. De los errores aprendes, te superas, creces,... No dejes que nada ni nadie te quite la sonrisa ni tu pensamiento positivo. 

Vive!!
Diana.
"¿Estás realmente viviendo la vida que querías vivir?"


martes, 12 de abril de 2016

Casi nada, o casi todo.

En este momento de mi vida no quiero casi nada, y lo quiero casi todo. 

Quiero seguir alegrándome de esas llamadas inesperadas de la gente que se acuerda de mí y, si puede ser a la puerta de mi casa, mejor que mejor. Tal vez salga despeinada y descalza pero me encantará verte igualmente. 
Quiero seguir teniendo cerca a esa gente que se preocupa realmente por saber cómo estoy, que me saca una sonrisa a pesar de las gotas que ruedan por mis mejillas. 
Quiero sentir la ternura de un amor real, que aún creo que existe en algún lugar, de esos que te abrazan para dormir, que caminan a tu lado y te dan la mano por la calle, de esos que te abrazan cuando menos te lo esperas, de esos que te miran como si fueses lo más maravilloso del mundo a pesar de que, para todos,  pasa el tiempo... 
Quiero seguir sintiendo ese apoyo incondicional de los amigos que estuvieron, están y estarán aquí siempre. De esos con los que las horas se pasan como minutos y con los que la lluvia no te moja.
Quiero seguir riéndome, pero a carcajadas, hasta que me duela la tripa. Reírme sin saber por qué, quiero reírme sin preocuparme de enseñar mis arrugas. 
Quiero seguir viviendo el recuerdo de la gente que me dejó en el camino, de mi madre, de mis abuelos,... con la alegría de saber que me cuidan desde donde estén. 
Quiero poder asomarme a la ventana y ver luz, claridad, y cerrar los ojos y sentir el calor del sol y el olor del jazmín. 
Quiero volver a leer un poema dedicado para mí y una canción que me lo diga todo, de esas que cantas sonriendo.

Y soy feliz así. Y todo es GRATIS!! jajajajaj

Y quiero seguir sintiendo la libertad de vivir quien soy, con mi parte medio niña y con mi experiencia de mujer ya madura. Con mis ganas de vivir, de sentir, de compartir amor, de compartir la vida, de crecer conmigo y de creer en mí.

Y quiero continuar con mi paciencia y templanza para sobrellevar los duros golpes de la vida, los momentos tristes y dolorosos pero también la absoluta alegría de disfrutar de lo bueno que aún está por llegar. Un momento al día, sólo un segundo, sólo ese segundo que te saca la sonrisa, aunque sea un recuerdo, un mensaje, el recuerdo de un beso, aquel roce de manos, aquellas palabras que aún suenan en mi mente, aquella tarde, aquella noche,...

Quiero poder echar desesperadamente de menos a los que tengan que irse porque tuve la suerte de haberlos tenido a mi lado, de haberlos tenido conmigo tan cerca que dejaron un halo de su esencia en mi piel. 
Quiero seguir llorando cada vez que algo lo merezca, pero no quejarme de ninguna tontería, centrarme en las cosas maravillosas que tiene la vida... Porque la vida es eso: MARAVILLOSA.

Y sólo quiero saber que si un día me voy sin avisar unas pocas personas piensen que valió la pena que yo anduviera un rato por aquí, que se acuerden de mi risa, de mi energía y de las ganas con que viví cada día, de mi entrega a los demás y especialmente a los que más quería de corazón. Sólo quiero eso. 
Al fin y al cabo casi nada... o casi todo.

Diana.
"Hoy es siempre todavía"


miércoles, 6 de abril de 2016

No todos pensamos igual



Hoy he leído esto en internet:


"No todo el que sonríe es feliz.

No todo el que ríe se está divirtiendo.

No todo el que contempla su reflejo ama su imagen.

No todo el que calla esta en calma.

No todo el que está rodeado de gente se siente acompañado.

No todo el que da consejos sabe como salvarse a sí mismo.

No todo el que espera una señal es optimista.

No todo el que camina quiere avanzar.

No todo el que mira el frente quiere continuar."


Y yo agrego...


No todo el que huye quiere escapar.

No todo el que ama es amado.

No todo lo que a ti te gusta le gusta a los demás.

No todo lo que entra sale.

No todo el que respira siente el aire dentro.

No todo el que vive tiene corazón.

No todo el que sufre un desamor es incapaz de amar de nuevo.

No todo lo que hiere mata.

No todo el que habla es escuchado.

No todo lo roto es substituible.

No todos los días llueve.

No todo el que sueña recuerda su sueño...

Pero todos tenemos sueños,

Todos tenemos miedos.

Nunca dejes que puedan contigo.

Que tus sueños sean siempre más grandes que tus miedos.


Diana.

"Cuidado con los miedos, les encanta robar sueños"