martes, 26 de enero de 2016

Un test de preguntas para ti mismo

¡Buenos días! En algún momento encontré estas preguntas, seguramnete en internet, y las tenía aquí preparadas para "despegar". Pues bien, hoy es el día. La verdad es que yo las acabo de leer de nuevo y dan que pensar. Me parece importante que os paréis unos segundos a vivir el presente, a pensar en vosotros mismos y a recapacitar un poco en cada pregunta.

¡Feliz martes!
Diana.
"Pasarán los años y descubrirás que ni el tiempo, ni la ropa, ni el peinado ni siquiera la vida, tienen la capacidad de cambiar una mirada."


************************
1. Si pudieras elegir a cualquier persona en el mundo, ¿A quién invitarías a cenar?
2. ¿Te gustaría ser famoso? ¿De qué forma?
3. Antes de hacer una llamada telefónica, ¿Ensayas lo que vas a decir? ¿Por qué?
4. Para ti, ¿cómo sería un día perfecto?
5. ¿Cuándo fue la última vez que cantaste a solas? ¿Y para otra persona?
6. Si pudieras vivir hasta los 90 años y tener el cuerpo o la mente de alguien de 30 durante los últimos 60 años de tu vida, ¿cuál de las dos opciones elegirías?
7. ¿Tienes una corazonada secreta acerca de cómo vas a morir?
8. Di tres cosas que creas tener en común con tu interlocutor.
9. ¿Por qué aspecto de tu vida te sientes más agradecido?
10. Si pudieras cambiar algo en cómo te educaron, ¿qué sería?
11. Tómate cuatro minutos para contar a tu compañero la historia de tu vida con todo el detalle posible.
12. Si mañana te pudieras levantar disfrutando de una habilidad o cualidad nueva, ¿Cuál sería?
13. Si una bola de cristal te pudiera decir la verdad sobre ti mismo, tu vida, el futuro, o cualquier otra cosa, ¿qué le preguntarías?
14. ¿Hay algo que hayas deseado hacer desde hace mucho tiempo? ¿Por qué no lo has hecho todavía?
15. ¿Cuál es el mayor logro que has conseguido en tu vida?
16. ¿Qué es lo que más valoras en un amigo?
17. ¿Cuál es tu recuerdo más valioso?
18. ¿Cuál es tu recuerdo más doloroso?
19. Si supieras que en un año vas a morir de manera repentina, ¿cambiarías algo en tu manera de vivir? ¿Por qué?
20. ¿Qué significa la amistad para ti?
21. ¿Qué importancia tiene el amor y el afecto en tu vida?
22. Compartid de forma alterna cinco características que consideréis positivas de vuestro compañero.
23. ¿Tu familia es cercana y cariñosa? ¿Crees que tu infancia fue más feliz que la de los demás?
24. ¿Cómo te sientes respecto a tu relación con tu madre?
25. Di tres frases usando el pronombre “nosotros”. Por ejemplo, “nosotros estamos en esta habitación sintiendo…”.
26. Completa esta frase: “Ojalá tuviera alguien con quien compartir…”.
27. Si te fueras a convertir en un amigo íntimo de tu compañero, comparte con él o con ella algo que sería importante que supiera.
28. Dile a tu compañero qué es lo que más te ha gustado de él o ella. Sé muy honesto y dile cosas que no dirías a alguien a quien acabas de conocer.
29. Comparte con tu interlocutor un momento embarazoso de tu vida.
30. ¿Cuándo fue la última vez que lloraste delante de alguien? ¿Y a solas?
31. Cuéntale a tu interlocutor algo que ya te guste de él.
32. ¿Hay algo que te parezca demasiado serio como para hacer broma al respecto?
33. Si fueras a morir esta noche sin posibilidad de hablar con nadie, ¿qué lamentarías no haber dicho a alguien? ¿Por qué no se lo has dicho hasta ahora?
34. Tu casa se incendia con todas tus posesiones dentro. Después de salvar a tus seres queridos y a tus mascotas, tienes tiempo para hacer una ultima incursión y salvar un solo objeto. ¿Cuál escogerías? ¿Por qué?
35. De todas las personas que forman tu familia, ¿qué muerte te parecería más dolorosa? ¿Por qué?
36. Comparte un problema personal y pídele a tu interlocutor que te cuente cómo habría actuado él o ella para solucionarlo. Pregúntale también cómo cree que te sientes respecto al problema que has contado.

lunes, 18 de enero de 2016

Los polos opuestos se atraen... ¿¿¿en serio???

Esto de que "los polos opuestos se atraen" suena casi casi hasta romántico pero a mí me parece que sólo sirve para dos trozos de imán. En cuando a los sentimientos entre personas pienso que esta "teoría" deja mucho que desear.

Puede que, al principio, el conocer a alguien que es muy diferente a nosotros, nos atraiga por el simple hecho de que nos seduzca lo desconocido, aquello con lo que no estamos familiarizados. Pero... ¿a la larga qué?


Pues a la larga esas “diferencias”, que al principio nos parecen tan sofisticadas, que captan nuestra atención y que incluso vemos como rasgos que nos complementan, con el tiempo se convierten en problemas que dificultan el entendimiento de la pareja y no acaba bien.


A ver, pensemos. Yo soy extrovertida. El que tú seas introvertido al principio puede resultarte hasta "mono" (entendedme con esta expresión). Pero con el tiempo a ti te gusta dialogar, hablar con otras personas, relacionarte,... y él se queda ahí siempre a tu lado callado, o incluso sin salir de casa.
Otro caso, a mí me gustan los museos, la cultura, las ciencias, las artes, cierto tipo de películas y a ti no te gusta nada de esto. ¿Cómo compartimos el ocio? ¿Mar o montaña? ¿Qué hacemos juntos? A no ser que seáis dos personas completamente independientes o que una se sacrifique por la otra y se pase a su lado aunque no le guste (esto también traerá sus consecuencias definitivamente porque acabará cansándose tarde o temprano) estoy segura de que esto no saldrá bien.

Una persona ordenada y meticulosa no puede interactuar con alguien desorganizado y caótico. 

Estudios científicos demuestran que las parejas compuestas por individuos con gustos parecidos tienen más probabilidad de perdurar en el tiempo. Y es que, para mí, tiene todo el sentido del mundo...


Si lo pensamos bien quienes buscan a una pareja con personalidad similar a la suya, realmente buscan a alguien que les complemente. Este tipo de relaciones suelen ser sólidas. Pensemos de nuevo: Cuando posees valores comunes a los de tu pareja comprendes mejor sus sentimientos, te es más fácil ponerte en sus zapatos, entiendes mejor a tu pareja... es normal, porque tú eres muy parecido. También resulta mucho más fácil resolver las crisis que surgen en la pareja, porque "estamos en el mismo bando".

Sin embargo, aquellas personas que buscan una pareja con personalidad opuesta a la suya, necesitan conocer una forma de vida diferente a la suya y esto lo hacen a través de su pareja. Las diferencias enriquecen, pero lo que en principio resulta muy seductor y emocionante, con el tiempo pasa factura a la relación.

Resumiendo y teniendo en cuenta los estudios y la experiencia en mí misma y en otras situaciones que he visto, llego a la conclusión de que en las relaciones de pareja el efecto que tienen dos imanes no es extrapolable a las personas. En este aspecto, con el tiempo, más que atraerse se repelen.

Diana.
"Haz las paces con tu pasado para no estropear tu presente"