sábado, 29 de agosto de 2015

"Elegí la vida", de Rudyard Kipling

No quise dormir sin sueños: 
y elegí la ilusión que me despierta, 
el horizonte que me espera, 
el proyecto que me llena, 
y no la vida vacía de quien no busca nada, 
no desea nada más que sobrevivir cada día.

No quise vivir en la angustia: 
y elegí la paz y la esperanza, la luz, 
el llanto que desahoga, que libera, 
y no el que inspira lástima en vez de soluciones, 
la queja que se denuncia, la que se grita, 
y no la que se murmura y no cambia nada. 

No quise vivir cansado: 
y elegí el descanso del amigo y del abrazo, 
el camino sin prosa compartida, 
y no parar nunca, no dormir nunca. 
Elegí avanzar despacio, durante más tiempo, 
y llegar más lejos, habiendo disfrutado del paisaje. 

No quise huir: 
y elegí mirar de frente, 
levantar la cabeza, 
y enfrentarme a los miedos 
y fantasmas porque no por darme la vuelta volarían. 

No pude olvidar mis fallos:
pero elegí perdonarme, quererme, 
llevar con dignidad mis miserias 
y descubrir mis dones; 
y no vivir lamentándome por aquello que no pude cambiar, 
que me entristece, que me duele, 
por el daño que hice y el que me hicieron.
Elegí aceptar el pasado. 

No quise vivir solo: 
y elegí la alegría de descubrir a otro, 
de dar, de compartir, 
y no el resentimiento sucio que encadena. 
Elegí el amor. 

Y hubo mil cosas que no elegí, 
que me llegaron de pronto y me transformaron la vida. 
Cosas buenas y malas que no buscaba, 
caminos por los que me perdí, 
personas que vinieron y se fueron, 
una vida que no esperaba. 

Y elegí, al menos, cómo vivirla. 
Elegí los sueños para decorarla, 
la esperanza para sostenerla, 
la valentía para afrontarla. 

No quise vivir muriendo: 
y elegí la vida. 
Así podré sonreír cuando llegue la muerte, 
aunque no la elija... 
... que moriré viviendo.

viernes, 28 de agosto de 2015

Los abrazos sin palabras lo curan todo.

Ayer estuve con un par de amigas y hablamos de lo importante que es que la gente se toque, de abrazos y demás.

¿Habéis abrazado alguna vez a alguien durante varios minutos así sin más? Simplemente eso. Yo sí y creedme que es de las cosas más enriquecedoras que me han pasado. 

Con un abrazo puedes decir muchísimo más que con mil explicaciones. Se transmiten una cantidad de emociones increíble si las dos personas están dispuestas a hacer esto con el propósito de decirse mucho sin ni siquiera hablar (además de que, como todos ya sabemos, el abrazar disminuye el estrés y fortalece la autoestima).

Un abrazo significa muchísimo, es casi como el que da la mano. Cuando alguien te estrecha la mano te sorprende en cierta medida que esa persona sólo te dé sus dedos y de forma más bien vaga o que, por el contrario, te apriete tanto la mano que te estés acordando de él durante las próximas horas. ¿No? va mucho en el carácter de cada cuál el cómo una ofrece su mano. De eso todos sabemos también un poquito. Bien, pues la forma en que te abrazan también dice mucho de una persona. La forma que tienes de abrazar probablemente vaya también relacionada a cómo te abrazarías a ti mismo o la forma en que tienes de abrazar tu mundo, tu vida.

Hay gente que abraza fortísimo, con muchísima energía. Otros abrazos no dicen prácticamente nada pero alivian de alguna manera, son discretos.

De cualquier forma, que alguien te sumerja entre sus brazos con cariño y sinceridad, reconforta de tal manera que es prácticamente indescriptible. Te olvidas de la soledad y del miedo y te llena de alegría.


Aún dicho todo esto parece increíble el darse uno cuenta de que hay personas a las que no les gusta que le abracen. Se sienten como que les están invadiendo su terreno. Esto me recuerda a la escena de Dirty Dancing donde ella, en la habitación de él, le dice: "éste es mi espacio y ese es el tuyo" seguro que todos sabéis de qué escena os hablo. A estas personas habría que hacerles ver con mucho cariño y cautela que no hay nada de malo en ser abrazados, a todos nos hace falta que nos rodeen con cariño, con ternura sin ánimo de nada sexual. Yo creo que muchas veces es algo mucho más delicado de lo que parece y que va mucho más allá, pero ahí ya me metería en un campo difícil de hablar y, como he dicho, muy delicado. Así que ahí lo dejo. 

Abrazos los hay de todo tipo: cortos y efusivos, largos y tiernos, de niño, de padre, de madre, de hermanos, de "hace tanto que no te veo...", de grupo, hay abrazos hasta por la espalda, abrazos de despedida, abrazos de reencuentro, abrazos formales, trío de abrazos, abrazos de corazón, abrazos en fila entre dos o varios,... Toque de humor: Incluso sé de uno que se abrazó a un árbol... Ahí lo dejo también.

Cualquiera de ellos ayudan al bienestar psicológico y emocional. Necesitamos que nos abracen desde que nacemos. Está más que demostrado que un bebé que no fuese tocado desde que nace moriría al poco tiempo. Es precioso el saber que en esta experiencia terrenal que estamos viviendo tenemos materia: un cuerpo que siente, que tiene emociones, que necesita del contacto físico.

Con un abrazo ya no hacen falta palabras, ni "lo sientos" ni nada. Un abrazo con el alma merece un perdón con el alma. 
A los que sois padres/madres os doy la idea de abrazar a vuestros hijos cuando estén enfadados o frustrados. A lo mejor al principio no quieren (especialmente si sois vosotros el motivo de su situación), pero seguid intentándolo y veréis cómo al final se aferran a vosotros como si no hubiese mañana, al fin y al cabo les sale natural y lo estaban deseando. Continúa abrazándole un largo rato, en silencio, puedes incluso acariciarle la espalda y la cabeza y respirar profundo. En pocos minutos su dolor habrá desaparecido y los dos os sentiréis muchísimo mejor, incluso podréis hasta haceros cosquillas y bromear.

Mi sugerencia: abrazad con ganas, con alegría y energía. Sin miedo. Será tan reconfortante para ti como para la persona que abrazas y seguro que le sacaréis una sonrisa. Y lo que piensen de ti no es asunto tuyo.

Y nada más.

Diana.
"Un día alguien te va a abrazar tan fuerte que tus partes rotas se juntarán de nuevo."

jueves, 27 de agosto de 2015

Los amigos son para la vida.

¿Sabéis cuántos tipos de flores hay?
Yo sí... tantos como amigos. 

AMIGOS... qué palabra tan fácil y qué pocos la merecen... Y es que no sé qué será un amigo para vosotros, pero para mí es algo especial. He otorgado este calificativo a muchas personas confiando en que lo serían pero he acabado decepcionada arrancándolo con dolor y tristeza muchas veces de mi grupo de eso, de amigos.

Muchas veces he discutido con alguien por este nombre común tan poco común (valga la redundancia). Muchos tienen la costumbre de decir "tengo un amigo..." y yo pienso "bueno... ya empezamos mal... a cualquiera le llamas tú `amigo´..."

Bueno, y ¿qué es un amigo? Pues para mí un amigo es alguien a quien das tu plena confianza, compartes problemas y alegrías, inquietudes y afinidades, ocio,... y esperas, por supuesto, que él haga lo mismo. Es alguien que sabes que siempre estará allí para ti y tú para él. A veces surgen problemas o malentendidos pero si es un verdadero amigo hará lo posible por solucionarlo cuanto antes, para seguir disfrutando de la amistad mutua que nos une. 

Y eso último es un detalle MUY importante, esclarecedor, para detectar los que son verdaderamente amigos o no. Si has tenido un problema con un amigo, intentas hablar con él en aquel momento que sucedió, te dice que no es el momento para hablar pero que hablareis, pasan meses y nada, vas a su casa, ve que estás mal, te dice que no quiere verte así pero sigue sin contarte cuál es el problema entre vosotros y te deja ir así de mal, te dice que te llamará esa misma tarde para hablar con calma, pero llega la tarde y ni siquiera llama te quedas esperando con la esperanza de que lo hará, pero no, ni al día siguiente tampoco, y al siguiente te dice "quedamos hoy" y tú claro, ya no quieres, estás totalmente decepcionada de esa persona... eso, perdona, pero no es un amigo.

A mí me demuestra mucho. Lo primero que me demuestra es que no le importo ni un pimiento. Yo no dejo a una amiga irse de mi casa llorando aunque no pueda hablar con ella en ese momento porque hay alguien más en casa. Tendría el carácter suficiente como para bajarme a la calle y hablar con ella cinco minutos para que se tranquilice, aunque quien quede en casa se moleste. Ya arreglaré eso más tarde. si le digo "esta tarde tomamos un café y hablamos tranquilas" lo hago, encuentro el momento. Y si no puedo quedar la llamo igualmente para ver cómo está y disculparme porque mi madre me necesitaba y no he podido verte, pero estoy deseando aclarar esto. ¿Me vas a decir que no tienes un minuto para mandar un mensaje de audio por whatsapp y decirme esto?

Eso es ser amigo de alguien, preocuparse, llamar, querer solucionar un problema o al menos ayudar a ello. Los amigos son para contar con ellos a las duras y a las maduras. Si no, lo siento pero no tienes el derecho ni el honor de llamarte "AMIGO MÍO".

He dicho.
Diana.
"Gracias a los que siempre estáis ahí, vosotros sabéis quiénes sois, sabéis que siempre podéis contar conmigo y yo, que confío en todos hasta que me demuestran que no puedo confiar, estaré aquí siempre que me necesitéis, aunque nos separen los kilómetros. Porque somos amigos."

Lo aprendí de ti

Esta canción no la conocía y la escuché ayer por primera vez en Facebook porque alguien la colgó. me gustó cómo empastan las voces pero la letra también es para escucharla. es de esas cosas que me ponen la piel de gallina... la canción se llama "Lo Aprendí de Ti" y es de Ha-Ash.

¿Quieres escucharla?

Te conocí un día de abril, un día común,
el día que menos lo esperaba.   
Yo no pensaba en el amor, ni lo creía 
y mucho menos lo buscaba.
Y de pronto apareciste tú, 
destrozando paredes e ideas te volviste mi luz. 
 
Yo no sabía que con un beso
se podría parar el tiempo y lo aprendí de ti…
Ni que con sólo una mirada
dominaras cada espacio que hay dentro de mí…
Tampoco sabía que podía amarte tanto,
hasta entregarme y ser presa de tus labios,
descubrí que sí…
… porque lo aprendí de ti.

De pronto algo paso y la pasión faltaba,
nuestras noches se alargaban,
jamás pensé sentirme sola y fría y tonta
aún estando acompañada.
Después todo se volvió monotonía,
luego tantas mentiras que ya ni tú te las creías. 
 
Yo no sabía que sin tus besos
pasaría tan lento el tiempo y lo aprendí de ti.
Y que aguantarme no llamarte
tomaría toda la fuerza que hay dentro de mí.
Tampoco sabía que podría extrañarte tanto,
ni desbaratarme y que se secaran mis labios,
descubrí que sí…
… porque lo aprendí de ti. 

Y ahora que por fin te he logrado olvidar,
hoy me vienes a buscar…
… pero es muy tarde ya,
me he enamorado de alguien más. 
 
Yo no sabía que con sus besos
iba a reemplazar los tuyos lo aprendí de ti…
Ni que existieran otras manos que al tocarme
superaran lo que antes sentí…
Tampoco sabía que podía amarlo tanto
después de tu engaño que me hizo tanto daño,
descubrir que sí...
... y todo lo aprendí de ti.

viernes, 21 de agosto de 2015

A partir de los 40...

Una llega a cierta edad en la que se encuentra consigo misma. Es como un "un momento, ¿qué está pasando?". Y frenas en seco, y te haces un millón de preguntas sobre ti, tu entorno, tus amigos, los que realmente lo son, los que parecían serlo pero te defraudaron, los que aparecen sin llamarlos y se quedan contigo y los que siempre estuvieron ahí y aún habiendo llegado hasta este punto, siguen contigo. Cada día hay preguntas nuevas, muchas respuestas tardan en aparecer, de algunas hasta desistes porque en el fondo sabes que no tienen respuesta. 

Entonces te das cuenta de que tienes TÚ que hacer algo, reaccionar. Si no lo haces tú nadie lo va a hacer por ti. Coges el volante con fuerza, aprietas tus muslos, te aferras al sillón del coche, dilatas tus pupilas y te preparas para  la primera curva. Y resulta que era más cerrada de lo que creías... Uffff esto va a ser muy difícil, pero ya estás en el camino y hablas con otras amigas de tu edad y ayuda que todas estemos aferradas al mismo sillón, al mismo volante, pasando las mismas curvas. Algunas te avisan de cómo va a ser la siguiente "si has pasado la primera sin duda alguna pasarás la segunda y las siguientes. Has de saber que como la primera no hay ninguna más". Porque la primera es la de tomar la decisión, es mostrar valentía, es no dejar que nadie más conduzca tu coche más que tú. Esa es verdaderamente la primera curva y una vez superas eso, todo lo demás es pan comido. O casi. 

De todas formas eres consciente de que la señal de "curvas peligrosas" no son eternas y que esta etapa de tu vida acabará cuando menos te lo esperes. Así que, si vienen curvas, mete segunda, frena antes de tomarla, nunca durante la curva y a mitad de ella empieza a acelerar. Toda curva tiene una graduación, sé consciente, pero una vez estés entre ellas, nunca, NUNCA, vuelvas atrás.

Diana.
"Si estás pensando en la persona que cambiará tu vida, échale una mirada al espejo."




*********************
“Cuando una mujer toma la decisión de abandonar el sufrimiento, la mentira y la sumisión, cuando una mujer dice desde el fondo de su corazón: ‘Basta, hasta aquí he llegado’, ni mil ejércitos de ego y ni todas las trampas de la ilusión podrán detenerla en la búsqueda de su propia verdad."

Ahí se abren las puertas de su propia Alma y comienza el proceso de sanación. El proceso que la devolverá poco a poco a sí misma, a su verdadera vida. Y nadie dijo que ese camino sea fácil, pero es ‘el Camino’. Esa decisión en sí, abre una línea directa con su naturaleza salvaje y es ahí donde comienza el verdadero milagro.


La mente y el alma tienen sus propios ciclos y estaciones que recorren diferentes estados de actividad y de soledad, de buscar y encontrar, de descansar, de pertenecer e, incluso, de desaparecer.

Cuando una mujer madura, las relaciones con ella son diferentes. Incluso la relación que tiene consigo misma va un paso más allá.

Digamos que alrededor de los 40 es cuando una mujer siente una necesidad que no puede dejar de atender: la de regresar a sí misma. Este es el punto emocional en el que aprendemos a saludar a nuestros recuerdos en el momento oportuno, a bailar y a calmarnos con ellos.

Es el momento en el que se ama el alma más allá de nuestras equivocaciones y de lo terrenal. A partir de estas edades, amando a nuestros semejantes se descubre un corazón sereno con sangre ardiente que nos ayuda a comprender qué clase de criaturas somos, con nuestras fortalezas y nuestras debilidades. Porque todos las tenemos a ambas y eso no es malo, sino todo lo contrario.

La vuelta a la casa del alma significa hacernos conscientes de todo lo que ha acontecido en nuestra vida anterior y resolver aquellos conflictos creados en los ciclos previos a la madurez.

El amor maduro

"El amor maduro significa unión a condición de preservar la propia integridad, la propia individualidad." Erich Fromm

No es fácil madurar en el amor, pero una vez que lo logras nace un gran amor por ti misma que se basa en la dignidad y en el respeto. Estos valores, a partir de cierta edad y ciertas vivencias, suelen articular el resto de cariños de los que nutrimos a nuestro corazón.

Una mujer madura va más allá en su capacidad de amor cuando comprende que la verdadera transcendencia del sentir ajeno se resume en cómo se contempla a sí misma y a sus cambios.

Con el tiempo, el mundo femenino irradia una pureza que se ve amenazada por una sociedad corrupta que hace que las mujeres corran a buscar un refugio en sí mismas, no para huir cuando algo se pone difícil, sino para afrontarlo.

Entonces encuentran que su verdadera casa no está en ningún lugar alejado del mundo, sino dentro de ellas. De alguna forma, el amor maduro es consecuencia de un proceso de individualización que puede llegar a resultar muy doloroso.

Puede que éste nos llegue antes o después, pero para todas está precedido de unos años de distracción y descarrilamiento de nuestra identidad emocional. O sea, ese no “saber dónde estás y cuál es tu lugar en el mundo” que todos conocemos.

Sea por ingenuidad, por no prestar atención o por ignorancia, el proceso de madurez nos ha hace sufrir el robo de una piel que nos envolvía, la cual creíamos nuestra y a la que nos aferrábamos con fuerza.

Este sufrimiento por la pérdida de su piel le hace a la mujer convivir durante un tiempo con una parte de ella incompleta, lo que le ayuda a fortalecer su verdadero recubrimiento emocional.

Es decir, que este robo se alza en cada caso como la oportunidad de recuperar unos tesoros tan únicos y propios como son los dos pilares de la liberación emocional: la determinación y el amor propio.

Como resultado, la mujer alcanza una gran sabiduría que le hace vivir y amar de manera diferente, única y trascendente. De alguna forma, es capaz de hidratarse y reconstruirse a sí misma, sintiéndose enteramente ella englobada en su interior.

Como dicen, toda mujer alienta una vida secreta y una fuerza poderosa llena de buenos instintos, creatividad y sabiduría que encierra el gran poder de un territorio aún sin explorar: el fantástico mundo de la psicología femenina.
*******************

miércoles, 19 de agosto de 2015

Pregúntale a tu doble y resuelve tus problemas en una noche.

No sé si conocéis a  Jean-Pierre Garnier Malet y su teoría del desdoblamiento del tiempo... Si no es así creo que estaría bien que leyeseis hasta el final este post. Obviamente esto no lo he escrito yo, está sacado de internet donde podréis encontrar muchísima más información si es que os interesa el tema...
De momento os digo que Jean-Pierre Garnier Malet es un físico, un doctor en Física francés, especializado en mecánica de los fluidos, que descubrió en 1988 que el tiempo se desdobla. La aplicación científica de esa teoría, permitió explicar desde la llegada de planetoides al cinturón de Kuiper, hasta el mecanismo de los pensamientos, o de la vida. 
Él nos muestra la posibilidad de vernos como receptores y emisores de energía constante, que intercambia información para construir el futuro, incluso en contra de lo que hasta hace poco tiempo se creía comprobado, Garnier Malet afirma que, gracias a su descubrimiento, puede comprobarse que no sólo el tiempo se desdobla, sino que el ser humano también, siguiendo la pauta de casi todo el universo.

Podéis ver un resumen de Mónica Villamarín aquí.

Allá voy:

*******************
Desdoblamiento del tiempo y el ser humano

La teoría del desdoblamiento afirma que nuestro cuerpo es también energía que puede proyectarse hacia el futuro, extrayendo información de esa realidad paralela, que traslada a nuestra existencia presente. Según Garnier, de cada instante que vivimos, una pequeñísima partícula es información mental que recibimos inconscientemente, sobre nuestro futuro, de nuestro “otro yo”, formado de energía, cuánticamente hablando.

“Tenemos la sensación de percibir un tiempo continuo. Sin embargo, tal como demuestran los diagnósticos por imágenes, en nuestro cerebro se imprimen solamente imágenes intermitentes. Entre dos instantes perceptibles siempre hay un instante imperceptible”, dice Garnier. Y explica, más gráficamente:

“El fenómeno del desdoblamiento del tiempo nos da como resultado el hombre que vive en el tiempo real y en el cuántico, un tiempo imperceptible con varios estados potenciales: memoriza el mejor y se lo transmite al que vive en el tiempo real.”

Imágenes subliminales, como en las películas

El doctor Garnier Malet comenta en su disertación que, de cada 25 imágenes por segundo que se proyecten en una pantalla, sólo vemos 24, porque la número 25 nos pasa desapercibida, aunque nuestro cerebro capta subliminalmente la información que aporta esa imagen no advertida. De parecida manera, nuestro “yo”, lo que somos realmente, se desdoblaría en cuerpo físico con existencia consciente en el presente, y energía (que también forma parte de cada uno de nosotros) encargada de viajes en el tiempo, buscando el mejor modo de preparar nuestro futuro. Esa información, según Garnier Malet, se transmitiría al “yo” material, principalmente en las horas de sueño profundo. De ahí, la vital importancia que le da a la intuición, el pensamiento positivo y el instinto de supervivencia.

“Podríamos decir que entre el yo consciente y el yo cuántico se da un intercambio de información que nos permite anticipar el presente a través de la memoria del futuro. En física se llama hiperincursión y está perfectamente demostrada”, explica el científico.

Otra propiedad física, conocida como “onda-partícula”, desarrollada e investigada por el también físico francés Louis-Victor de Broglie y avalada por el propio Einstein, demuestra que también las partículas se desdoblan en corpúsculo y ondas de energía. Nuestros cuerpos, materia al fin, deberían seguir la misma ley, con propósitos definidos aunque, por ahora, ignorados para el ser humano. La teoría del desdoblamiento de Garnier Malet da sentido a ese propósito.

Pensamientos que crean futuro

Para poder utilizar esa información subliminal, aún inadvertida, que llega a nuestro cerebro gracias a nuestro yo “energético”, según la teoría sería imprescindible que cuidásemos la pureza de nuestros pensamientos. Ellos son, imaginando constantemente posibles futuros para nosotros, los que ponen barreras a la realización de nuestro hipotético mejor futuro.

Cierto es que, de continuo y dependiendo de las circunstancias, la mente nos presenta elucubraciones de lo que nos puede pasar, o lo que deberíamos hacer, de cara al futuro personal. Solemos tender a creer más en el peor futuro que imaginamos; solemos temer toda clase de imprevistos indeseables, o imaginar desenlaces nefastos a circunstancias puntuales. Esa tendencia hacia pensamientos negativos, dice Garnier Malet, propicia que nuestra energía “exploradora” del futuro busque en los parámetros que le indica nuestra mente negativa, provocando realmente un futuro poco halagüeño. Sin embargo, si pensamos en positivo, prestando atención a nuestra intuición en la resolución de conflictos, ese otro “yo” viajero nos traerá de la “otra dimensión” la información correcta para preparar un futuro simultáneo satisfactorio.

Si imaginamos o deseamos algún perjuicio para otra persona, asegura el físico francés, acabaremos por recibirlo nosotros mismos, ya que eso es lo que proyectamos como “orden de búsqueda” a nuestra parte energética. El pensamiento correcto debería ser lo más limpio posible, sobre todo en las horas cercanas al sueño, momento en el que se establece el mayor intercambio de información entre nuestros “yos” desdoblados.

Tenemos dos tiempos diferentes al mismo tiempo: un segundo en un tiempo consciente y miles de millones de segundos en otro tiempo imperceptible en el que podemos hacer cosas cuya experiencia pasamos luego al tiempo consciente”

“El fenómeno del desdoblamiento del tiempo nos da como resultado el hombre que vive en EL TIEMPO REAL Y EN EL CUÁNTICO, un tiempo imperceptible con varios estados potenciales: memoriza el mejor y se lo transmite al que vive en el tiempo real”

“Existe otra propiedad conocida en física: la dualidad de la materia; es decir, una partícula es a la vez corpuscular (cuerpo) y ondulatoria (energía). SOMOS A LA VEZ CUERPO Y ENERGÍA, capaces de ir a buscar informaciones a velocidades ondulatorias”

“De día es muy difícil controlar el pensamiento, pero justo antes de quedarnos dormidos tenemos un minuto, y basta con que durante ese minuto controlemos: esa es la manera de conectar con esa parte energética, llamémosla el doble, para pedirle que solucione los problemas” Jean-Pierre Garnier Malet

La teoría del desdoblamiento del tiempo, descubierta por el físico francés Jean-Pierre Garnier Malet en 1988, tiene numerosas implicaciones científicas y prácticas. “Permite comprender mejor el mecanismo de la vida y el funcionamiento de los pensamientos y explica cómo usar mejor nuestras intuiciones, instintos y premoniciones”.

A pesar de ser conceptos de física cuántica tan abstracto s y difíciles de entender, el Sr Garnier Malet lo explica con sencillez y se centra en consejos para aplicar en el día a día.

Podemos escuchar su teoría explicada por él mismo en este audio (él habla en francés y le traducen seguidamente al castellano):

INTRODUCCIÓN

La teoría del desdoblamiento del tiempo permitió explicar la llegada al cinturón de Kuiper de planetoides que están en el origen de explosiones solares de envergadura, pero Garnier va mucho más allá y nos cuenta que esa ley es aplicable a nuestra vida: “Tenemos un cuerpo muy bien hecho que nos permite proyectarnos en el porvenir: ir a ver el futuro, arreglarlo y volver para vivirlo. Y es durante la noche cuando tenemos la capacidad de arreglar ese futuro que hemos construido durante el día. Podemos ver los peligros antes de vivirlos por medio de la intuición, y borrarlos”. Expuso su teoría en la librería Épsilon de Barcelona

ENTREVISTA en la Contra de La Vanguardia (9-11-2010)

Tengo 70 años. Vivo en París. Casado, 2 hijos y 3 nietos. Soy doctor en Física, mi especialidad es la mecánica de los fluidos. La política debe sustentarse en la tolerancia. Tengo la certeza de que hay que pensar en los demás como nos gustaría que los demás pensaran en nosotros

Su teoría ¿está avalada por la ciencia?

La respetada revista American Institute of Physics de Nueva York y su comité científico la han validado publicándola en el 2006 porque es una teoría que ha permitido, primero, prever, y luego, explicar la llegada de planetoides al sistema solar. ¿Quiere que le explique para qué sirve la ley del desdoblamiento del tiempo?

Sí, pero sencillito.

Tenemos dos tiempos diferentes al mismo tiempo: un segundo en un tiempo consciente y miles de millones de segundos en otro tiempo imperceptible en el que podemos hacer cosas cuya experiencia pasamos luego al tiempo consciente.

¿Y todo eso sin enterarnos?

Exacto. Tengo una síntesis instantánea de un análisis que he realizado en otro tiempo aunque no tenga la memoria de ello.

¿Así funciona el tiempo?

Sí, en cada instante presente tengo un tiempo imperceptible en el cual fabrico un futuro potencial, lo memorizo y en mi tiempo real lo realizo.

¿?

Tenemos la sensación de percibir un tiempo continuo. Sin embargo, tal como demuestran los diagnósticos por imágenes, en nuestro cerebro se imprimen solamente imágenes intermitentes. Entre dos instantes perceptibles siempre hay un instante imperceptible.

¿Como en el cine, que sólo vemos 24 imágenes por segundo?

Sí, la número 25 no la vemos, es subliminal. En publicidad se ha utilizado ese tipo de imágenes para influir con éxito en nuestro comportamiento, lo que ha mostrado que lo subliminal es accesible a nuestra memoria. El desdoblamiento del tiempo ha sido probado científicamente y la teoría ha dado justificaciones a escala de partículas y a escala de sistema solar.

Tenía entendido que las leyes de la cuántica no se aplicaban a las cosas grandes.

El fenómeno del desdoblamiento del tiempo nos da como resultado el hombre que vive en el tiempo real y en el cuántico, un tiempo imperceptible con varios estados potenciales: memoriza el mejor y se lo transmite al que vive en el tiempo real.

¿Nuestro otro yo cuántico crea nuestra realidad?

Podríamos decir que entre el yo consciente y el yo cuántico se da un intercambio de información que nos permite anticipar el presente a través de la memoria del futuro. En física se llama hiperincursión y está perfectamente demostrada.

¿Estoy desdoblada como la partícula?

Sí. Y sabemos que, si tenemos dos partículas desdobladas, ambas tienen la misma información al mismo tiempo, porque los intercambios de energía de información utilizan velocidades superiores a la velocidad de la luz. ¿Conoce el principio de los gemelos de Langevin?

No.

En los años 20, Paul Langevin demostró que si un gemelo viajaba a la velocidad de la luz, envejecía menos que el que se quedaba quieto. A Langevin no le creyeron. Hubo que esperar 50 años: en 1970, gracias a los relojes atómicos, se comprobó esa ley.

Entonces, en ese tiempo imperceptible pasó mucho tiempo.

Exacto: si puedo viajar a velocidades prodigiosas, un microsegundo se convierte en un día entero. Cuando regreso, no sé si me he ido, puesto que he estado ausente un microsegundo.

Estupenda propiedad, ¿pero quién es el que viaja?, ¿yo?

Existe otra propiedad conocida en física: la dualidad de la materia; es decir, una partícula es a la vez corpuscular (cuerpo) y ondulatoria (energía). Somos a la vez cuerpo y energía, capaces de ir a buscar informaciones a velocidades ondulatorias.

¿Y cómo asimilamos esa información?

En el sueño paradoxal, cuando estamos más profundamente dormidos y tenemos nuestra máxima actividad cerebral, se da el intercambio entre el cuerpo energético y el corpuscular. Y es ese intercambio el que le permite arreglar el futuro que ha creado durante el día, lo que hace que al día siguiente su memoria esté transformada.

Vaya. El intercambio se realiza a través del agua del cuerpo. Ese intercambio de información permanente es el que crea el instinto de supervivencia y la intuición.

¿Fabricamos potenciales por medio de nuestro pensamiento?

Así es. Si por ejemplo pienso en una catástrofe, ese potencial ya se inscribe en el futuro y puede sufrirla usted u otro. De manera que la conclusión es: “No pienses en hacer a los demás lo que no quisieras que los demás pensaran en hacerte a ti”. No es una ley moral ni filosófica, es una ley física.

Es difícil controlar el pensamiento.

De día, mucho; pero justo antes de quedarnos dormidos tenemos un minuto, y basta con que durante ese minuto controlemos: esa es la manera de conectar con esa parte energética, llamémosla el doble, para pedirle que solucione los problemas.

¿Es como una oración? No: es una relación, y hay que dejar totalmente las riendas al otro; las noches están para eso. La noche no sólo permite borrar potenciales no deseados, sino que también nos guía los pensamientos del día siguiente.

**********************

domingo, 16 de agosto de 2015

Una noche de risas perfecta para el alma.

Anoche salí con unas amigas. Me lo pasé bomba, pero lo más importante es que me reí un montón, gracias E.M.S.P!!! Tu compañía fue genial y ya tengo ganas de volver a verte. La próxima vez bailaremos a lo loco como si nadie nos viese... ve pensando el sitio adecuado...

De repente, me he dado cuenta de lo importante que es para mí reírme, lo necesito a diario, de lo contrario se me cae el mundo abajo, me voy como muriendo poco a poco y dejo de ser yo. El buen humor es importantísimo, reírse de uno mismo, de las situaciones, incluso de los comentarios críticos que van contra uno. Hay que reírse de todo, pero de TODO, si no, estás acabado.

Y en la pareja pasa igual. Es básico el hacerse reír a diario, el uno al otro, el sentido del humor entre dos personas lo es todo, es el secreto para mantener el amor o para construir una pareja estable y duradera, pero a base de experiencias y errores cometidos podemos intuir algunas de las cosas que necesita una relación de pareja y no hacerse reír a diario es un grave y grandísimo error, el sentido del humor es básico para conservar esa magia, el amor, el querer seguir viviendo con alguien.


Con el paso del tiempo, las relaciones de pareja se van deteriorando, la pasión se esfuma y al mismo tiempo crece el desinterés, se cae en la famosa RUTINA. Tras años de convivencia es hora de ponerse a prueba y descubrir si de verdad quieres pasar el resto de tu vida con esa persona. ¿Qué necesitamos? ¿Cuál es el ingrediente principal? Está clarísimo: sentido del humor, por supuesto. Las risas compartidas y el buen humor es la mejor forma de unirse a otra persona.



El buen humor no sólo es imprescindible para mantener una actitud positiva ante la vida y afrontar los problemas, sino que también es el aliado perfecto de una pareja compenetrada y cómplice. Las bromas refuerzan la unión y pasar una tarde con tu pareja entre risas hará que renazca ese amor que se estaba apagando.



Tal vez estés pensando que no está el horno para bollos (o para risas) pero nada más lejos de la realidad. Tomarte los problemas con sentido del humor puede ayudarte a encontrar la solución más rápidamente. Así que deja de tomarte las cosas tan a la tremenda, no seas tan serio, tan disciplinado y ¡¡¡¡ríete de todo!!!!, empezando por ti mismo.

Compartid películas de humor, ved vídeos de vuestros cómicos preferidos, asistid a alguno de esos monólogos de humor,... no sé pero reíd, haceros reír, es importantísimo, incluso más que el sexo diría yo.

Pásalo bien, disfruta de la vida y ríete!!!! 

Diana.
"Hazme reír y estaré contigo por el resto de mi vida. Te lo aseguro."

viernes, 14 de agosto de 2015

Nací en el Mediterráneo

Como decía Serrat "Quizás porque mi niñez sigue jugando en tu playa"... Se acaban las vacaciones en mi tierra y allí me dejo toda una vida de recuerdos, amigos, familia, mis raíces, mi tierra, mi lugar. Pero volveré, por supuesto. Las despedidas son necesarias para el reencuentro.



Como siempre he dejado un montón de personas que quería ver y que no he tenido tiempo. Lo siento chicos, ¡a la próxima!

Esta vez, este viaje, ha sido especial. Es curioso cómo hoy estás y mañana ya no. No llegué a tiempo para tocar de nuevo tu suave piel ya arrugada por la edad, para abrazarte, para darte un último beso. Te fuiste justo el día antes. Te quiero y no te preocupes, siempre me decías "no te olvides de mí" y no te olvido... sé que me guías y me cuidas desde allí. No te olvidaré... te lo prometo. ¿Cómo olvidar a quien dió vida a mi propia madre, quien me cuidó como si fuera ella misma? Hasta mis hijos han tenido la grandísima suerte de conocerte, gracias por tu cariño y amor infinito. Nos veremos allá un día de estos.

Y bien a los que os he visto me ha encantado veros, como siempre, encima comida excelente, extraordinaria compañía, sol, playa, piscina, calor,... volver a mi tierra es siempre gratificante.

En alguna ocasión ya he mencionado lo bonita que es España y lo es, toda desde el gran círculo que abarca el diámetro entre Finisterre hasta Cabo de Gata. Nací en las aguas templadas del Mediterráneo, bajo el sol y me encanta volver allí cada vez que puedo. Los recuerdos son inevitables, el color de la mar, cada montaña, cada playa, cada calle, cada rincón de la casa, cada olor, hasta la vajilla que siempre usábamos.

Y es que considero que es importantísimo que uno vuelva a sus raíces de vez en cuando. Viene bien para la salud, para la energía y alegría interior de cada uno.

¡Hasta luego! Volveré pronto.
Diana.
"Y qué le voy a hacer si yo, nací en el Mediterráneo"


Dedicado a ti mamá, tu canción favorita:

Quizás porque mi niñez
sigue jugando en tu playa
y escondido tras las cañas
duerme mi primer amor,
llevo tu luz y tu olor
por dondequiera que vaya,
y amontonado en tu arena
guardo amor, juegos y penas.

Yo, que en la piel tengo el sabor
amargo del llanto eterno
que han vertido en ti cien pueblos
de Algeciras a Estambul
para que pintes de azul
sus largas noches de invierno.

A fuerza de desventuras,
tu alma es profunda y oscura.

A tus atardeceres rojos
se acostumbraron mis ojos
como el recodo al camino.
Soy cantor, soy embustero,
me gusta el juego y el vino,
tengo alma de marinero.
Qué le voy a hacer, si yo
nací en el Mediterráneo.

Y te acercas, y te vas
después de besar mi aldea
jugando con la marea
te vas, pensando en volver
eres como una mujer
perfumadita de brea
que se añora y que se quiere
que se conoce y se teme.

Ay, si un día para mi mal
viene a buscarme la parca.
empujad al mar mi barca
con un levante otoñal
y dejad que el temporal
desguace sus alas blancas.

Y a mí enterradme sin duelo
entre la playa y el cielo...

En la ladera de un monte,
más alto que el horizonte.
quiero tener buena vista.
mi cuerpo será camino,
le daré verde a los pinos
y amarillo a la genista.

Cerca del mar porque yo
nací en el Mediterráneo.

Joan Manuel Serrat.